Friday, August 13, 2010

HEMORRAGIA DE PLACER: EN BÚQUEDA DEL BOTÓN ROJO

Todos han oído hablar de él pero su real existencia está sujeta a un mito. Muchos aseguran su existencia, pero al igual que la existencia de Dios, aun no hay pruebas científicas reales acerca de su divina presencia física. Son cientos los estudios publicados por prestigiosas revistas médicas que estudian la anatomía femenina y la respuesta sexual de la misma ante la estimulación del PUNTO G.
El codiciado PUNTO G, es la zona más erógena, placentera y buscada del cuerpo femenino. A pesar de que todas las mujeres están provistas de este “botón” sólo pocas han sido las privilegiadas de ser accionadas tras ser tocado el famoso botón rojo. No existe mejor definición para este famoso punto que la de “bomba explosiva de placer”.
Tomando en cuenta el concepto universal de que el PUNTO G es el botón que hace llegar al placer extremo, podría decirse entonces que no todas las mujeres son iguales, por lo tanto, existen algunas mujeres que encuentran su mayor excitación y placer en otras zonas del cuerpo. Recuerdo una anécdota de una muy cercana amiga que me dijo “Sólo encuentro el orgasmo cuando me besa y respiran sobre la nuca – entiéndase como la parte de atrás del cuello –” por lo tanto me hace preguntarme ¿Puede ser el cuello el PUNTO G de mi amiga? Pero bueno, eso es harina de otro costal, hoy la protagonista es la vagina como “casita” del PUNTO G.
Por mucho tiempo se pensó que la estimulación directa o indirecta del clítoris era la manera más segura de provocar un orgasmo femenino, hasta que en el año 1950, el médico especializado en ginecología, Ernst Grafenberg, luego de numerosos estudios, descubrió una zona rugosa y aproximadamente a cinco centímetro de la cavidad de entrada de la vagina, que al ser estimulada podía causar orgasmos intensos a las mujeres. Sé que suena sencillo, pero no lo es… en lo absoluto!. Lo ideal es documentarse acerca del tema, sin embargo, aquí les dejo tres trucos y técnicas que según una amiga, son infalibles en la búsqueda del placer.
PRIMERO: NO OBSESIONARSE
El principal error que cometen los hombres es el empeño desmesurado en encontrarlo. A menos que se trate de un “rapidito”, no hay necesidad de ir rápido. Tómense su tiempo. Exploren, diviértanse, jueguen y excítense, recuerden que lo mejor del sexo y el orgasmo, es el juego previo a los mismos. A veces cuando se quiere que todo salga perfecto, es cuando peor sale.
SEGUNDO: JUEGA A DORA LA EXPLORADORA
Es fundamental tomar el tiempo que sea necesario para recorrer todos y cada uno de los rincones que conforman la vagina. No prescindan del jugueteo previo al sexo. Acariciar, lamer y soplar los pezones mientras se tienen los dedos estratégicamente dentro de la vagina es como decimos en Venezuela “un tiro al piso”.
TERCERO: CREA TU PROPIO KAMASUTRA
¿Cómo encontrar el botón mágico?
A pesar de que no todos los cuerpos son iguales, la manera más fácil de encontrar esta maravillosa zona femenina es colocar unas dos o tres almohadas debajo la pelvis (coxis), de manera que la gruta de la felicidad quede a un nivel de cómodo acceso para el excavador, quien lubricando sus dedos los introducirá y buscará una zona rugosa ubicada en la pared anterior, sin presionar de manera fuerte, sino por el contrario de manera suave y delicada, con movimientos que vayan de arriba hacia abajo, de derecha a izquierda y por supuesto, el movimiento que nunca falla: de manera circular; todo esto sin llegar al desespero.
La sexualidad humana es un tema bastante complejo, pero lo es aún más la mente humana, por lo tanto – y no me canso de repetirlo -, NO TODOS LOS CUERPO SON IGUALES. No todas las mujeres tienen el PUNTO G, en la vagina – recuerden a mi amiga la de la nuca -. Dense el privilegio de recorrer el mapa corporal en su totalidad, centímetro a centímetro para encontrar el famoso “tesoro” del placer.

1 comment:

Anonymous said...

hahaha... gracias pana.. siempre sigo tu blog.. complacid@**