Tuesday, August 26, 2008

MIRA HASTA DONDE HEMOS LLEGADO...


Han sido largos meses desde que decidimos luchar por tercera vez. Las cosas no han sido fáciles para ninguno. Juntos hemos tenido altibajos tan fuertes como los lazos que nos unen, pero aquí estamos, luchando juntos por una misma causa.
Nuevamente me has enseñado que existe una fuerza más grande que la propia energía atómica o la electricidad: La voluntad de querer hacer las cosas.
Mentiría si negase que en ocasiones quise llorar hasta calmar la ansiedad que llevaba dentro de mí al creer que te perdía. Por supuesto, a pesar de todo, y como siempre, nunca dejaste de brindarme la seguridad que ni mil lágrimas hubiesen podido calmarme.
Durante todo este tiempo has sido mi norte, mi pilar, mi mano amiga… Aquella que ha tomado mi mano y me ha guiado por senderos difíciles, ayudándome a escalar, y levantándome cada vez que caigo; y todo esto a cambio de una sonrisa y la satisfacción de decir: “Lo logré”
Has descubierto en mi, alguien que nunca pensé que podía ser. Gracias a ti, conocí que cuando se quiere algo, se necesita trabajar en ello. Me enseñaste que nada es imposible, si se tiene la suficiente confianza y disciplina para lograrlo. Me enseñaste que nunca debemos perder la Fe, y sobre todo me enseñaste que nada en esta vida es imposible si nos aferramos a las ganas de vivir. Tu fortaleza como persona trasciende lo físico y mental; incluso podría asegurar que va más allá de lo espiritual.
Poco a poco, hemos sabido unirnos cada día más, a pesar de lo que muchos han tratado de hacer. Es un lazo imposible de romper.
Hoy le doy gracias a Dios por darme la oportunidad de ser parte de ti, pero sobre todo, le doy gracias a Dios, por permitirme pasar más tiempo junto a ti. Y como lo dije al principio, nadie dijo que sería fácil… Pero mira hasta donde hemos llegado todos juntos como familia, MAMÁ…
Todo puede suceder si CREES...

1 comment:

Er!c said...

Verga Rafa... que palabras... sabeis que? que hasta se me aguaron los ojos, de verdad me alegra mucho saber que todo esta bien... que las ganas y la fe son las que muevan a tu mama, y sobre todo, por la enseñanza que haz aprendido, y que a traves de tus palabras, enseñas a los demas....

Un abrazo grandisimo, lastima que no pude comentar antes, porque no habia tenido tiempo de revisar blogs, pero mas vale tarde que nunca.